viernes, 31 de julio de 2009

Segunda Parte: La Historia de un "Kiriap"

Reportaje escrito por Oscar Leiva Marinero.

La vida de Gabriel Antonio Delgado Murcia, conocido artísticamente como Tony Delgado, cambió en el año 1964. Tenía apenas 12 años cuando un día conoció al rock. El joven Tony había conseguido el primer disco de Los Beatles. Escuchó con entusiasmo canciones como "And I love her", pero ni por un instante pensó que ese sería su primer paso en el camino que lo convertiría en lo que es hoy: una leyenda del rock salvadoreño.

Tony creció en una familia amante de la música. Su madre, Julia Murcia tocaba la guitarra y también cantaba. "La llamaban el ruiseñor de oriente en la radio cadena YSU". Ella fue la que despertó su pasión por la música así como la pasión por el canto.

Su carrera precoz de rockero empezó a sus trece años, en el colegio "Divino Salvador". Era el año 1965 cuando un compañero de clases lo invitó a ver a unos muchachos que querían formar un grupo. La primera canción que cantó con ellos fue "Pretty Woman" de Roy Robbinson. Así empezó todo. Tony se había convertido en cantante de la banda "Los Supersónicos Juniors". En Los Supersónicos "grandes", Luis López ya hacía de las suyas con Mario Maida, Mincho Luna, Raúl Monterrosa y Ricardo Martínez.

Gilberto Martínez era el propietario de ambas bandas y las ofrecía en paquete. "Yo ganaba 25 colones por noche", recuerda Tony. Con ellos tocaba música de Jerry and the Pacemakers y Dave Clarke Five muy populares en el país.

A su padre, que era militar, no le parecía la idea de que su hijo se desvelara por 25 "tusas". Tony recuerda como su progenitor lo quiso sacar del grupo, por lo que dejó de hablarle alrededor de un año. Para que sus amenazas no se cumplieran, Tony tuvo que mantener buenas notas en el colegio. "Se me hizo una obligación ser buen estudiante", comenta.

En el año 1965 aparecen en la escena musical Edgardo "Tite" Salamanca, primer líder de la banda "Los Kiriaps". Tite convence a Tony para que cantara boleros en español. "Esa era la influencia que había tenido de mi padre pero a mi me gustaban Los Beatles y los Rolling Stones".

"Cuando llegué a Los Kiriaps (1967), yo ya traía la onda del Satisfacción (de los Stones)". Tony recuerda que en esa época llegó al país el primer pedal de distorsión para guitarra. "Eran los distorsionadores marca VOX, todos los grupos tenían ese pedal. Yo obligué al guitarrista a que se comprara uno, pero no lo ocupaba... a veces se descuidaba y tocaba Satisfacción sin el pedal... Yo salía corriendo y se lo apretaba y ya sonaba grueso".

Tony recuerda que él les dijo a los demás Kiriaps que si querían progresar tenían que cambiar de guitarrista. Fue así como Tite fue desplazado. El primer cantante de Kiriaps fue Héctor René Zuleta quien también fue copropietario fundador de La Fiebre Amarilla.

Los Kiriaps quedaron con su alineación así: En la batería Mariano Rodríguez (actualmente en Talahasse, Florida), en el Bajo y a cargo de la composición Rolando Schilling (actualmente en Alemania y cuyo abuelo había sido director de la sinfónica del Tercer Reich de Hitler), en la guitarra "al agresivo", Herman Mangandi (quien también fue co - fundador de Los Beats y de La Fiebre Amarilla) y en los teclados Armando Guandique (actualmente en San Francisco, California). Héctor Zuleta se queda como sonidista de la banda. Su canción "Incomprensión", es considerada como un himno generacional. Entre otras de sus canciones se encuentran "El viaje", "Tu deber" y "Amor puro".

Actualmente el extravagante Tony Delgado funge como líder, cantante y percusionista del popular grupo AMARETTO, conocido por interpretar rock especial para "el adulto contemporáneo"...

Entrevista con Tony Delgado

El FARO: ¿Cómo definirías la música que tocaban y hacían Los Kiriaps?

Era rock de vanguardia... Tocábamos música de grupos ingleses extraños como Tarántula, The Flock y IF... La que tocábamos de Tarántula era una que se llamaba "Strange"... Rolando Schilling y Armando Guandique a quién le decían "pianito", eran los que más produjeron música. Yo ponía la poesía.

¿Lograron grabar algún disco?

Un solo disco. Con 7 canciones originales. Kiriaps sigue adquiriendo y emulando música más sofisticada. Era una música muy adelantada para la época. Los Kiriaps eran parte de un movimiento rockero social. Denunciábamos la incomprensión de los adultos al amor de los jóvenes, el intento de los países de oprimir el comercio de otros como lo que paso en la guerra que hubo entre El Salvador y Honduras, etc...

¿Tocaban covers?

En la cuarta etapa de Los Kiriaps entra Juan Flamenco en la batería. En el bajo Jorge Rivera y en la guitarra entra "Chamba" Elías - un tremendo músico -. Se hace una formación tan poderosa que empezamos a tocar música de "Yes", de "Genesis" y "Pink Floyd".

¿Qué pasó con Los Kiriaps?

Lo que pasó es que después del año 1970 la música dance empezó a pegar muy fuerte. Música de Barry White y otros. Eso destruyó a los Kiriaps... Ya estaba pegando muy fuerte el grupo Sagitario. Sagitario tocaba R& B (ritmo y blues), música de negro, funky...

Para mí ellos fueron el mejor grupo de música de entretenimiento de este país. Tenían unos trajes brillantes lindos. Su cabecilla era Mario Maida y armaba un tremendo show. Mario Maida ha sido el único y verdadero "showman", que ha habido aquí en El Salvador. La gente saltaba, gritaba, cantaba con él. Era tremendo. Ahora el es director de una radio ubicada en Ciudad Merliot.

Así se mueren Los Kiriaps, la gente quería música comercial y la música de nosotros no lo era.

¿Cómo se formó la Fiebre Amarilla?

Yo recibo una llamada telefónica de Héctor René Zuleta y me invito a que fuera a una reunión en el edificio Palomo. En la cuarta planta estaba la Radio Femenina. En la quinta estaban los Estudios W de Willy Maldonado.

Ahí estaban Herman Mangandi, Jorge Rivera, Juan Flamenco, el sonidista Armando Zepeda y yo. Éramos los que Willy Maldonado había diagnosticado que íbamos a formar un grupo idóneo tal como lo definió Alirio Guerra en un capitulo de estas "Historias del Rock", de El FARO.

La idea de Willy era hacer un grupo que fusionara todo lo fuerte de los estilos del rock con música de Deep Purple, Black Sabbath, Three Dog Night, etc. con toda la música tropical de ese entonces: eso era el Chicano, Malo, Carlos Santana... así empezó Fiebre Amarilla en 1971. El comienzo de Fiebre Amarilla fue el final de Los Kiriaps.

A los nueve meses de formados se contratan los servicios de Carlos Peraza en los teclados, el venía de tocar en una banda que se llamaban "Los Genios". Era un tremendo grupo de Rock Jazz liderada por un tipo de apellido Kosicky... Ellos grabaron un número instrumental muy bueno llamado "La llegada de los Tzules", esa pegó mucho en la radio.

Carlos fue el último en llegar pero, por cosas de la vida, se quedó con la franquicia de Fiebre Amarilla.

¿Cuánto tiempo estuviste en La Fiebre?

En 1974 me fui para Estados Unidos. Regresé en 1975. En el 75 y 77 estuve con Macho.

Cuéntanos un poco de Macho y de los grupos de esa época...

Macho tuvo un montón de transacciones. El Macho que yo integré se le consideraba el grupo más complicado que existió en Centroamérica en ese entonces.

Emulábamos exactamente a "Yes", "Emerson, Lake & Palmer", "Génesis", "Pink Floyd"... La alineación de Macho era la siguiente: Juan Flamenco en la batería – quien fuera baterista de Kiriaps y de La Fiebre -, Américo "Meco" Masariego en el bajo – actualmente contrabajista de la Sinfónica Nacional – otro excelente músico; en la guitarra estaba Hector Alarcón que venía de la banda "Los Cuervos" (1976) y en los teclados Tono Grimaldi – asesinado por error en el tiempo de la guerrilla – y Raúl Monterrosa quien fuera tecladista de Los Supersónicos.

El propietario de Macho, Orlando Ríos, estaba muy interesado en impulsar el rock completamente. Por cuestiones de drogas se perdió el liderazgo y se deshizo ese Macho.

E las voces de Macho también estaba Ricardo Díaz que venía de la banda "Américan Brass", de Orlando Carpio. Esta era la banda del Nuevo Liceo Centroamericano en 1969. Ellos imitaban exactamente al grupo Chicago. Su competencia era "Compañía 10", de Sonsonate cuyo cantante era Alan del Castillo (actualmente en Los Ángeles, California).

Cómo era su repertorio...

Tocábamos "Speed King", "Smoke on the Water", "Woman from Tokio", todas de Deep Purple. De Yes tocábamos "The Fish", "Round about", "Long Distance", "Siberian kathru"; y de Emerson Lake & Palmer", tocábamos "Tarkus"...

Usted nos contaba de Los Lovers de Juan Ramón Crespo...

Ellos se hicieron famosos por su canción "Camino de Hormiga". Cuando yo me fui de Los Supersónicos Juniors vino Juan Ramón Crespo y agarró al guitarrista y al baterista de Los Supersónicos... y grabaron esa canción. Esa es otro himno generacional. Otra canción famosa de la época era "Te vi pasar" de Los Mustangs (1968) y "Tu no llegaste a mí", de Los Intocables. Todas estas canciones hablaban de amor. "Bedilia", de Macho también sonó fuerte... era una canción de Raúl Monterrosa y cantaba Ricardo Díaz.

¿Cuáles han sido tus satisfacciones más grandes como rockero?

En 1981 toqué percusión con el ensamble de Gino Vagnelli en Montreal Canadá. Eso fue antes de que se hiciera famoso. La satisfacción actual es que Amaretto desde que debutó, no ha parado de trabajar 52 semanas al año. Les hemos abierto conciertos a grandes músicos como America, Air Supply, The Outfield, Village People, Son by Four... Las voces de rock clásico que vinieron... el cantante de Tierra Rara, El cantante de Carlos Santanta, el cantante de Toto, el cantante de Deep Purple... todos estos hicieron un grupo y vinieron aquí a El Salvador hace unos años... Yo tuve el honor de tocar congas con todos ellos. Pero les cobré... (se ríe).

¿El rock te ha dado alguna desilusión?

No el rock en sí, sino los que han querido ser rockeros y no han podido serlo de corazón porque han tenido que tocar cumbia, salsa y merengue para poder sobrevivir.

Yo conozco a tremendos rockeros tocando cumbia para poder comer. Esa es la desilusión. La música rock no es autóctona de países tan cálidos. El calor nos vuelve tropicales... Cuchuperos. Yo les digo así.

Eso no es música. Es un ritmo con unas notas musicales que lo único que hacen es avivar los deseos de "chupar" (tomar) y los deseos sexuales desordenados. No tienen nada espiritual.

En tu vida ¿Cuál ha sido la parte más difícil de ser un rockero?

Es encontrar el mercado idóneo... El mercado correcto para poder trabajar y tener un trabajo fijo decente aquí en El Salvador. Nosotros tenemos trabajo como rockeros 52 semanas al año con AMARETTO. Esa fue una idea mía. Hice el mercadeo del adulto y del joven contemporáneo. Eso abarca música desde Los Beatles, Rolling Stones, pasando por Alan Parson´s Proyect, David Bowie, Queen,... me di cuenta que aquí faltaba un grupo que tocara música de todo eso. Amaretto toca todo eso.

¿Cómo defines al adulto contemporáneo?

Es el joven de los 60. El adulto contemporáneo siempre le ha gustado el orden y la mejor educación para sus hijos... porque ellos recibieron eso. Les gusta la buena música bien armonizada. La música neo clásica vertida al rock. Al adulto contemporáneo le gusta trabajar duro y divertirse duro. Tiene el poder adquisitivo para ir a un restaurante de tan alta calidad, como lo es el Acajutla (lugar adonde toca Amaretto de planta) en Ciudad Merliot y tenemos lleno total viernes y sábado en la noche. No cabe la gente.

http://www.elfaro.net/Rock/entrega4.asp

2 comentarios:

Rodrigo dijo...

Excelente entrevista con Tony Delgado,me llena de inspiracion. Conoci a Tony cuando cantaba con Macho,los contratamos para una fiesta que hicimos en la escuela John F. Kennedy en la colonia Santa Lucia en 1975. Macho es y sera para mi la banda de rock mas pesada que ha existido en El Salvador. Los mejores musicos la integraban.Roddy Martinez. Australia.

Anónimo dijo...

No sabia de ese grupo, en mi proximo viaje a El Salvador, de seguro voy al Acajutla.. creci con esa musica.